Buscar
  • Susana Garcia Guillén

¡¡ Por nuestra SALUD !!

Actualizado: 12 feb

Todos pedimos y deseamos “salud”. Cuando brindamos, cuando pedimos un deseo, cuando agradecemos…Culturalmente es una palabra que tenemos muy presente en nuestra escala de necesidades. En general, tenemos claro que sin salud, no hay amor ni dinero que valga. Pero en la mayoría de los casos lo que visualizamos es la ausencia de enfermedades físicas que puedan empeorar nuestra calidad de vida o que puedan acabar con ella.


¿Y qué es la SALUD? Según la Organización Mundial de la Salud “es un estado completo de bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades”.


Durante la pandemia el miedo, la incertidumbre, las restricciones, la pérdida de seres queridos y la inestabilidad económica entre otros, han visibilizado y destapado lo que es el sufrimiento emocional y cómo impacta en nuestro bienestar físico, mental y social.


Cada vez se habla más sobre la importancia de la salud mental, pero... ¿Tenemos claro qué es la salud mental? La OMS la define como “un estado de bienestar personal que se produce gracias a que la persona puede ejercer todas sus capacidades y tiene todos los recursos suficientes para hacer frente al estrés normal de la vida y llevar una vida funcional”


No estar loco o no tener una enfermedad psicológica no implica que gocemos de una buena salud mental.

Es como si dijéramos que no estar muerto o no tener una enfermedad terminal equivale a tener una buena salud física. Tampoco significa que para tener una buena salud mental haya que ser feliz todo el tiempo ni que haya que estar siempre alegre. Generalmente tendemos a juzgar la salud mental de una persona en base a la felicidad que transmite, incluso pensamos que si a una persona se le ve feliz o animada goza de una buena salud mental. No, no nos equivoquemos, que un día tengas la presión arterial perfecta, no significa que ya no tengas hipertensión. Es necesario que sigas practicando hábitos saludables para mantener a raya tu salud.


La salud mental es importante en todas las etapas de la vida. ¿Te has preguntado por qué?


La ausencia de salud mental implica serias dificultades para desenvolverse en el día a día, impactando en todas las áreas de nuestra vida y puede llegar a comprometer nuestra salud física.


En nuestra salud mental influye todo lo que pensamos, sentimos y hacemos. Cuando tenemos un problema de salud mental podemos llegar a sentirnos desbordados, frustrados, tendiendo a ocultarlo o incluso aislarnos. Lo que puede repercutir en nuestra área familiar, laboral y/o social. Esta situación puede ser pasajera o convertirse en algo crónico. Todo depende del tiempo y el grado de desequilibrio que se genere entre nosotros y el mundo que nos rodea tanto a nivel de pensamiento, emociones como de conductas.

Si algo no va bien (falta de sueño, estado de ánimo cambiante, desmotivación…) o si hay un cambio relevante en nuestra vida, aunque aparentemente no nos esté afectando, acude a consulta, ponte en manos de un profesional, porque trabajando desde ahí será más fácil el camino, que si ya nos hemos desbordado por completo.


Es importante tener presente que no hay salud sin salud mental. TU SALUD MENTAL SÍ IMPORTA.



52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo